martes, 22 de octubre de 2013

Minas de sal de Wieliczka (Polonia)

Entrada a la mina






La Catedral subterránea de la sal en Polonia, Wieliczka, es famosa por la antigua mina de sal. 


Es el museo más antiguo. En explotación desde el siglo XIII, las viejas minas de sal son un auténtico monumento, único en el mundo, fruto del trabajo de los mineros. Se encuentra a solo diez kilómetros del centro de Cracovia. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad, en 1978, por la Unesco.


Incluye un recorrido turístico de 3,5 kilómetros, unas dos horas aproximadamente, donde se baja a ciento treinta metros de profundidad a través de ochocientos escalones. En ningún momento hay que agachar la cabeza y tiene una temperatura estable de trece a catorce grados centígrados. Se sube en ascensor.  
A 130 metros de profundidad



Esta maravilla ha sido muy visitada desde el siglo XV, gracias a sus insólitos paisajes, el tamaño y la arquitectura de las excavaciones. Lo más espectacular es la Capilla de Santa Kinga, con Virgen, Santos, altares decorados, candelabros, esculturas, púlpitos, todo labrado en la roca de sal por los mineros. Incluso los cristales de los candelabros están hechos de sal. Otras cámaras contienen estatuas de personajes míticos e históricos, un lago subterráneo y exposiciones que ilustran la historia de la minería de la sal. Se refleja en ellas todas las etapas de la evolución de las técnicas mineras en las diferentes épocas.

La última cena 


La cámara Staszic tiene el techo más elevado, a treinta y seis metros de altura. Hay también un sanatorio subterráneo donde se tratan enfermedades respiratorias. Los nazis quisieron abrir en las minas una fábrica de aviones.  


Sus canteras, galerías, pendientes, pozos de excavación… están situados en nueve niveles diferentes, ya que alcanzan una profundidad de trescientos veintisiete metros y su longitud supera los trescientos kilómetros.


El valor monumental, histórico e industrial de las minas de sal de Wieliczka se enriquece aún más por las muestras de rocas que se encuentran en el interior, como los grandes cristales de sal gema aglomerados en las Grutas de los Cristales. 
Huída a Egipto


Se han encontrado fósiles de la flora y fauna del Mioceno, así como perfiles geológicos muy bien conservados que ilustran la formación tectónica del yacimiento.


Santa Kinga o Santa Cunegunda de Polonia (1224-1292) era hija de Béla IV de Hungría y María Laskarina. A los quince años fue desposada por Boleslao V, el Casto, convirtiéndose en reina de Polonia. Es venerada como santa húngara y polaca. Beatificada en 1690, fue canonizada el 16 de junio de 1999, por Juan Pablo II. 

 
Casimiro III el Grande
Último gobernante de la Dinastía Piasta



Fuentes:
Alonso, Marieta. Notas tomadas durante la visita a las minas.
Wikipedia, la enciclopedia libre

Patrimonios de la Humanidad. Europa Septentrional. Unesco/PlanetadeAgostini, S.A. Ediciones San Marcos, S.L.
Fotos: Ángeles Alonso Más

No hay comentarios:

Publicar un comentario