domingo, 9 de febrero de 2014

¡Gracias Chinchón!


Gracias por vuestra acogida. Ha sido una tarde preciosa. Ni la lluvia, ni el viento, ni el frío, impidieron que el sol brillara en los ojos de todos los que asistimos a tan entrañable acto. Por supuesto que volveremos, no tenemos más remedio, porque ayer, allí, en esa maravillosa Biblioteca, rodeada de amigos, hemos perdido el corazón.

Palabras sobre libros, lectura de nuestros cuentos, risas salpicadas de anécdotas y… Jaime que a sus ocho años, se convirtió en el niño de uno de mis cuentos y le aplaudieron por dos veces y tan fuerte, que se lo va a decir a su maestra y a sus amigos del cole.



  
Solo faltó que Carmen Dorado Vedia bailara la danza del vientre y yo un zapateo cubano.






 Aquí están casi todos los protagonistas de la tarde:











 



















Hasta pronto

4 comentarios:

  1. Quizás en la próxima visita bailemos, tú un zapateo cubano y yo la danza del vientre.

    ResponderEliminar
  2. Esperamos estar presentes para pasar otra tarde estupenda como la del pasado sábado.

    Desde Ciempozuelos, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue estupenda y todo gracias a vosotros. Un abrazo de oso.

      Eliminar