martes, 1 de abril de 2014

Amantes de mis cuentos: Mira por dónde



 
Edvard Munch: El grito


Mi marido me engaña. A lo mejor es una idea mía pero, cuando una idea se adentra es muy difícil de quitar.


Llevo varios días sufriendo y pensando que no he sido una buena esposa porque todo el mundo dice que el amor entra por la cocina y a mí no se me ve entre calderos. Tampoco soy muy apasionada que digamos. Nunca tengo tiempo para el amor. No me gusta el fútbol. Jamás he cosido un botón en sus camisas. Los besos los restrinjo porque por la boca entran muchos microbios.


Ayer quedé con la única amiga que es capaz de serenarme  y le conté mi pena. 

-        Anda toma tus pastillas y no llores. Recuerda que eres soltera. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario