jueves, 3 de julio de 2014

Valencia de Alcántara: Dólmenes

Dolmen "El Mellizo"
Foto: Ángeles Alonso Más


Dolmen significa en bretón “mesa grande de piedra”.

Es una construcción megalítica consistente por lo general en varias losas (ortostatos), hincadas en la tierra en posición vertical y una losa de cubierta apoyada sobre ellas en posición horizontal. El conjunto conforma una cámara y, está rodeado en muchos casos, por un montón de tierra de sujeción o piedras que cubren en parte las losas verticales formando una colina artificial (el túmulo), distinguible como marca funeraria.

Unos hombres que ya vivían en sociedad fueron quienes llevaron a cabo estos enterramientos individuales y colectivos. Se dice que erigieron estas moles para enterrar con decoro y solemnidad a sus muertos. También es posible que sea una forma de reclamar un territorio y reforzar la identidad grupal. 

A la importancia simbólica y cultural de estas construcciones se une la importante colección de ajuares, encontrados en ellos, que nos hablan de cómo vivían.

El modelo sencillo de un dolmen tiene dos o más piedras verticales y encima una horizontal. Cuando se le añade un pasillo, se le llama tumba de corredor. Estas construcciones representan un ejercicio de destreza y de habilidad constructiva… sin par.

Los dólmenes de Valencia de Alcántara forman hoy uno de los conjuntos megalíticos más importantes de Europa.
 
Son cuarenta y un dólmenes los que han llegado hasta nosotros: 33 de granito y 8 de pizarra. Se estima que han desaparecido unos catorce. Los materiales encontrados van desde la industria tallada, la industria pulimentada, adornos y cerámica, hasta ídolos de carácter antropomórfico.

En 1992 fueron declarados “Bien Cultural” con categoría de Zona Arqueológica. Se asocian en torno al cuarto y tercer milenio antes de Cristo.

Foto: Jaime Aguilera San Frutos

El Mellizo.

Es un lugar mágico por el entorno y el paisaje. Se le nombra de diversas maneras: Aceña, Borrega, Anta de la Marquesa, Data III o Mellizo.

"El Mellizo"
Foto: Jaime Aguilera San Frutos




Cabría preguntarse  ¿cómo pudieron mover estos grandes bloques y mantener alzada la estructura?, ¿Por qué en este lugar?, ¿Por qué este tipo de construcción?, ¿Qué fines oculta?


"El Mellizo"
Foto: Jaime Aguilera San Frutos

Se trata de una cámara con un corredor corto orientado al este y situado sobre una altura natural que destacan en el conjunto de afloramientos graníticos de la zona, siendo uno de los pocos que conserva no solo la cubierta de la cámara sino también la puerta que salvaba la diferencia de altura entre cámara y corredor. Es circular y está compuesta por ocho ortostatos de granito, estando roto el de cabecera y otros dos bastante dañados. El corredor está compuesto por dos ortostatos apoyados horizontalmente en el suelo. Fue excavado en 1985 por la profesora Primitiva Bueno y aunque había sido expoliado pudieron recuperarse algunos restos del ajuar como puntas de flecha y fragmentos de cerámica que se conservan en el Museo de Cáceres. 



Cajirón I.


Foto: Jaime Aguilera San Frutos
Este dolmen de granito se ubica sobre un promontorio natural y del mismo sólo se mantienen en pie cuatro ortostatos. La forma circular de la cámara puede apreciarse gracias a la reconstrucción hecha por la Junta de Extremadura en los años noventa. 


"Cajirón I"
Foto: Jaime Aguilera San Frutos
"Cajirón I"
Foto: Ángeles Alonso Más

La excavación llevada a cabo por la profesora Primitiva Bueno permitió recuperar algunos fragmentos de cerámica de placa decorada y molederas, objetos que apoyan la hipótesis de la existencia de un antiguo poblado cerca del dolmen.



Foto: Jaime Aguilera San Frutos

Cajirón II.

El monumento está formado por piezas graníticas. La cámara la componen siete ortostatos apoyados unos en otros y cubiertos con una gran losa.

"Cajirón II"
Foto: Jaime Aguilera San Frutos




Llama la atención la cantidad de dólmenes tan cercanos unos de otros. ¿Conforman un área de necrópolis?



"Cajirón II"
Foto: Ángeles Alonso Más




La soledad, el silencio, el paisaje, el rumor de la brisa, nos lleva a una gran querencia: Volver.





D.E.P. aquellos que aquí fueron enterrados.


Ojalá que esas voces del pasado encuentren una senda, un camino que nos conduzca a conocer la historia de nuestros ancestros. 

3 comentarios:

  1. Muy interesante, Marieta. Eres rápida. Tenemos que volver

    ResponderEliminar
  2. Cuando quieras volvemos. Merece la pena recorrer Extremadura con Jaime como fotógrafo.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado, y también me ha parecido interesante, os seguiré leyéndoos para estar informada.

    ResponderEliminar