sábado, 21 de febrero de 2015

Castillo de Tiedra (Valladolid)

1  
Castillo de Tiedra (Valladolid)


“Cuéntase que el rey Sancho II mandó al Cid, para que persuadiese a doña Urraca le cambiase a Zamora por otros lugares, exentos de los temores de las correrías de los moros; y que si no venía en este Tratado, la asegurase que la quitaría la ciudad por fuerza…
Precisado el Cid, salió a executar la Embaxada, y dixo a doña Urraca: Señora el mensagero no obra por sí; débese atender al carácter que trae, y en él no se debe atender respeto que el de la obediencia, en que no cabe culpa: y así, Señora, diré con vuestro permiso el encargo, que vuestro hermano y mi Rey me ha mandado represente de su parte; que se reduce, a que vos, Señora, le deis la ciudad de Zamora que su magestad entregará por ella a Medina de Rioseco con el infantazgo desde Villalpando hasta Valladolid y el Castillo de Tiedra, afianzando con juramente de doze caballeros, de que jamás contravendría al Tratado”.

Según el testimonio de una borrosa inscripción que hay en una de sus piedras, los orígenes del castillo de Tiedra (Valladolid) se remontan al siglo XI. Ocupa una pequeña altiplanicie al sur de la villa.

Entre 1050 y 1060 Fernando I divide el reino entre sus cinco hijos. A Sancho II “El Fuerte” le correspondió León y pidió por medio del Cid a Dª Urraca, a la que se le había otorgado Zamora, que le entregara su plaza a cambio de Astorga, Benavente, Villalpando y el nuevo Castillo de Tiedra. Parte de la construcción actual data del siglo XIII.

Está constituido de una alta torre central y una muralla que la rodea, cerrando el recinto. La muralla tiene forma rectangular, antiguamente estuvo toda ella coronada de almenas. En sus ángulos hay torreones cúbicos semiderruidos. La torre central tiene una altura tres veces superior a la de la muralla. También es de planta rectangular y tiene las paredes lisas, a excepción de alguna pequeña arpillera que rompe la continuidad del muro y de algunas piedras salientes que adornan su parte superior.

Este castillo tuvo gran importancia durante la Reconquista y en el período de formación de la vieja Castilla. Durante el reinado de Juan II de Castilla fue la prisión en donde el condestable don Álvaro de Luna encerró a los más señalados enemigos del reino. Tras la victoria de Olmedo, el rey hizo entrega del castillo al maestre de Calatrava.


En el siglo XVI pierde su utilidad guerrera y acaba convertido en palomar. Desde 2013 tras un proceso de restauración se puede visitar. Espectacular mirador por su ubicación estratégica.




Dame tu opinión pulsando una estrella. 

Gracias


Fuentes:
Salvat Editores, S. A. 1967
Wikipedia, la enciclopedia libre

2 comentarios:

  1. Muy bueno, yo conocí el castillo de Tiedra hace mucho tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por su comentario. Sobre la Villa de Tiedra Vieja y su castillo he publicado en más de dos ocasiones pues es la Villa donde nació mi padre. Un saludo afectuoso.

      Eliminar