jueves, 25 de agosto de 2016

Leyenda Chilena: La Viuda




Es el alma en pena de una mujer que al quedar sola y abandonada al morir el amor de su vida, enloqueció; y por ello decidió vengarse de todo hombre. Antes de morir hizo un pacto con el diablo, por lo que fue transformada en un terrorífico espectro endemoniado, llevando un vestido negro que la cubre enteramente, no se le puede ver el rostro hasta que se está muy cerca de ella y entonces, es demasiado tarde para escapar.

Los jinetes solitarios de las zonas rurales de Chile, temen que al transitar solos de noche por algún camino, se produzca un encuentro con la fatídica Viuda. Si por un descuido, ella logra acercársele; ataca a los jinetes usando su poder para obligar al caballo a que se detenga y se niegue a seguir su camino. El caballo lanzaría fuertes relinchos y se desbocaría en alborotada carrera; guiado ahora, por la magia de la Viuda, que en ese momento ya estaría encaramada en las ancas del caballo. Así  sería guiado por la Viuda hasta el más próximo barranco, en donde se precipitarían el jinete y su caballo; encontrándose al día siguiente sus cuerpos sin vida en el fondo de la quebrada.

También se cuenta que de vez en cuando, vuelve a extrañar el afecto masculino; lo que la llevaría a calmar momentáneamente su odio, para acercarse a los poblados en busca de algún peatón trasnochador. En estas ocasiones, desde las ventanas ella puede ser vista por los moradores, quienes atemorizados, lograrían observar su horrible pálida y cadavérica cara, con grandes ojos brillantes y movedizos, y su horrible cabellera amarrada con un velo negro que cae hasta barrer el suelo, junto a su largo vestido.

Es imposible alcanzarla o escapar de ella. Los varones solitarios que se les ocurriera perseguirla, serían atraídos y posteriormente atrapados a las afuera de los poblados; lugar en donde ella tendría una relación amorosa con el hombre. Al día siguiente el hombre se sentiría aturdido como si estuviera ebrio, con el rostro y manos arañados, y sus ropas parcialmente descosidas y desabrochadas. Estos hombres tendrían la suerte de encontrarse vivos; a diferencia de los infortunados que la encuentran en los caminos solitarios, cuando ella está nuevamente cumpliendo su venganza.

En estos últimos tiempos se dice que la Viuda, se ha modernizado y se encarama a los automóviles, que van manejados por hombres solitarios, especialmente si llevan algunos grados de alcohol en la sangre.



Fuente: Wikipedia, la enciclopedia libre


No hay comentarios:

Publicar un comentario