miércoles, 31 de agosto de 2016

Leyenda de las Tres Hermanas (Australia)


Las Tres Hermanas
Montañas Azules
Foto: Wikipedia

Cuenta la leyenda que los tres picos de arenisca que forman parte de las Montañas Azules, una vez fueron tres hermosas hermanas llamadas Meehni, Wimlah y Gunnedoo de la tribu Katoomba. Su delito fue enamorarse de tres hermanos de la tribu Nepean, sin pensar que según las leyes tribales estaba totalmente prohibido casarse entre pueblos distintos.

El amor ese sentimiento sin el cual no podríamos vivir nos hace débiles, a la vez que los celos por amor causan violencia, y lo único que a los tres enamorados se les ocurrió fue intentar capturar a las tres hermanas, lo que provocó una gran batalla.

Un poderoso anciano de la tribu convirtió a las jóvenes en piedra para mantenerlas a salvo. Por supuesto que el anciano tenía la intención de revertir el hechizo cuando el combate finalizara pero fue muerto en el campo de batalla y era el único que sabía qué hacer para que las Tres Hermanas recuperaran su naturaleza.

Desde entonces permanecen inertes con su mirada en la profundidad del valle. Las piedras hacen honor a la belleza de las jóvenes y a la vez recuerda el motivo de aquella batalla que bien pudo haberse evitado si los hombres dejaran que el amor venciera al odio.

El carácter de las Tres Hermanas cambia durante el día y a través de las estaciones, cuando la luz del sol saca a relucir las magníficas tonalidades que dan nombre a las Montañas Azules. Esa gama de colores se debe a la neblina generada por los aceites que liberan los bosques de eucaliptos.


Cuando el sol se apaga y las tinieblas cubren la tierra, esos picos llamados de las Tres Hermanas, que están a novecientos metros de altitud y son Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000, se iluminan. Desde el mirador de Echo Point en Katoomba se ven preciosas.


The Three Sisters
Blue Mountains, NSW
Foto: web oficial de turismo de Australia

No hay comentarios:

Publicar un comentario