jueves, 29 de septiembre de 2016

Personajes bíblicos: María de Magdala


Noli me tangere
Antonio Allegri da Cprreggio
Museo del Prado. Madrid






María Magdalena figura en los cuatro Evangelios como testigo de la crucifixión, sepultura y resurrección del Nazareno.

Su nombre hace referencia a su lugar de procedencia y fue curada de “malos espíritus y enfermedades”.

La tradición cristiana identificó durante mucho tiempo a María Magdalena con la “pecadora de la ciudad” (Lc 7:37) que se presentó ante Jesús durante una cena en casa de un fariseo, le mojó los pies con sus lágrimas y luego se los secó con los cabellos. Es otra. Dado que María Magdalena ayudaba a Jesús y a sus apóstoles con sus bienes y era amiga de la esposa del administrador de Antipas, cabe suponer que era de clase acomodada y no tenía necesidad de prostituirse.

Las mujeres del Evangelio −María Magdalena, Marta, María de Betania, Juana, Susana y Salomé− sirvieron a Jesús con gran lealtad. El relato de la muerte de Jesús nos indica que fue traicionado, abandonado y negado por casi todos sus seguidores varones; solo Juan, y las mujeres permanecieron con él hasta el final.

La versión más prolija de la aparición de Jesús a María Magdalena es contada por San Juan. Tras decírselo a Pedro y al discípulo amado se quedó llorando en la entrada de la tumba. Dos ángeles se le aparecieron y al mirar hacia atrás vio a Jesús, que la llamó por su nombre y lo reconoció por la voz, tal como en la historia del buen pastor.   

Según la tradición ortodoxa, María Magdalena se retiró a Éfeso con la Virgen María y el apóstol Juan. Murió allí.


El 10 de junio de 2016 se ha publicado un decreto por el cual se eleva la memoria de Santa María Magdalena al grado de fiesta en el Calendario Romano General, por expreso deseo del papa Francisco. 

La aparición de Jesús resucitado a María Magdalena
visto por Tiziano



No hay comentarios:

Publicar un comentario