martes, 27 de junio de 2017

Julio Verne (Nantes 1828-Amiens 1905)

Retrato de Julio Verne por Félix Nadar (1878) 




Uno de los escritores más importantes de Europa. Estudió Derecho pero su pasión fueron las letras. Escribió obras de teatro, veinte relatos cortos, pero lo que le catapultó a la fama fueron sus novelas.

Destinada en principio a los jóvenes, su obra ha sido apreciada por la crítica actual, que ha destacado en ella su significado moral y simbólico que intenta explicar el destino del hombre e interrogarse sobre el porvenir de la ciencia. Sus personajes siempre fueron héroes, hombres buenos en la escala social.

Se le considera el Padre de la ciencia ficción junto con H. G. Wells. Es el segundo autor más traducido en el mundo después de Agatha Christie y fue condecorado con la Legión de Honor por sus aportes a la educación y a la ciencia.

Entre sus novelas que combinan viajes y aventuras con elementos científicos lindantes con la actual “ciencia ficción” y con intenciones morales y didácticas, destacan:




Cinco semanas en globo (1863). Se trata de su primera novela, mezcla intrigas, aventuras, descripciones técnicas, geográficas e históricas. Un buen resumen de las exploraciones del continente africano que en aquella época era aún bastante desconocido para los europeos. Este libro aporta a su autor la tranquilidad económica y un contrato con la editorial de Pierre-Jules Hetzel que publicaría muchas de sus obras durante más de cuarenta años.

Viaje al centro de la tierra
Ilustración de Édouard Riou
Edición original




Viaje al centro de la tierra (1864). Un manuscrito que esconde un pergamino de origen rúnico, y que revela cómo llegar al centro de la tierra. Por medio de una cuerda los protagonistas se deslizan por una de las chimeneas de un volcán. Tras muchas peripecias logran volver a la superficie de la tierra y se encuentran que habiendo entrado por el volcán Snaefellsjökull en Islanda, aparecen en la isla de Estrómboli, en Italia.  





Los hijos del capitán Grant (1867-1868). Una botella con un mensaje en el estómago de un tiburón martillo hace que un aristócrata escocés se lance a rescatar al capitán del bergantín Britannia, Harry Grant. En su búsqueda salen Lord Glenarvan, su esposa, Roberto y María -hijos del capitán naufragado- y la tripulación de su yate, Duncan. Tras múltiples peripecias encuentran al capitán Grant.  



Veinte mil leguas de viaje submarino (1870). Una historia narrada en primera persona por un profesor francés, que comienza en un buque de la marina de guerra estadounidense que va a la caza de un extraño cetáceo; un submarino llamado Nautilus, un atormentado y desengañado capitán Nemo, que les muestra la nave y les informa que al haber conocido la existencia de este misterioso artefacto no puede dejarlos volver a la superficie. Escapar, escapar, escapar es lo que tienen en mente.



La vuelta al mundo en ochenta días (1873). El británico Phileas Fogg perfeccionista, calculador y metódico, a causa de una apuesta recorrerá el mundo en ochenta días, le acompaña su ayudante «Picaporte». Tendrán que luchar contra los retrasos en los medios de transporte y la pertinaz persecución del detective Fix.





Otros libros suyos:

La isla misteriosa (1874), Miguel Strogoff (1876), Un capitán de quince años (1878), De la tierra a la Luna (1865), Héctor Servadac (1877), Las tribulaciones de un chino en China (1879), La jangada (1881), Keraban el Testarudo (1883), Matías Sandorff (1885), Dos años de vacaciones (1888), César Cascabel (1890), El castillo de los Cárpatos (1892), La Esfinge de los hielos (1897).

Sus relatos de aventuras fantásticas hacen célebre a Julio Verne, por su tono de verosimilitud, donde predice logros científicos, inventos y descubrimientos posteriores a su época. Pero si quieres saber de qué tratan, mi querido lector, debes ser tú quién busque su argumento y me lo cuentes.




Fuentes: Wikipedia, la enciclopedia libre y los propios libros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario