domingo, 29 de septiembre de 2013

La Dama de Cao







En 2012 se estrenó el documental “La Dama de Cao: El Misterio de la Momia Tatuada”, dirigido por José Manuel Novoa y producido por Explora Films, sobre el descubrimiento ocurrido en la primavera de 2006, en el Complejo Arqueológico El Brujo, por un equipo de arqueólogos peruanos dirigidos por Regulo Franco Jordan, del Instituto Nacional de Cultura del Perú y con la cooperación financiera de la Fundación Augusto N. Wiese.

Con este descubrimiento se tambalearon diversas teorías. La momia sin lugar a dudas era de un gobernante pero lo verdaderamente insólito fue cuando descubrieron que se trataba de una mujer joven que murió después de dar a luz, con un ajuar parecido al del Señor de Sipán, el dirigente que hasta el día de hoy se le considera el más antiguo del norte de Perú.

Hecho extraordinario pues nunca se pensó que la mujer ostentase el poder en estas civilizaciones milenarias, pero el lujo de los adornos y vestido que acompañaban el fardo funerario hacen ver que la dama tenía un estatus de dignatario en la sociedad teocrática del valle del río Chicama,  hace unos 1700 años.

Su muerte se produjo aproximadamente en el año 400 d.C. unos ciento cincuenta años después del apogeo del Señor de Sipán y unos mil años antes que aparecieran los Inca. Es la primera mandataria femenina de la que se tiene constancia.  

El cuerpo de la dama tiene tatuajes de serpientes, arañas, cocodrilos, monos, leopardos, abejar y mariposas que representan la fertilidad de la tierra pero que también podrían indicar sus dotes como adivina. Estaba cubierta por 18 collares de oro, plata, lapislázuli, cuarzo y turquesa, más treinta adornos de nariz de oro y plata, diademas y coronas de cobre dorado. Era de 1,45 metros de estatura y tendría entre 20 y 25 años.

El descubrimiento es un hito importante para el Perú preincaico por su casi perfecto estado de conservación. La tumba fue sellada con troncos de algarrobo que encajaban perfectamente entre sí, impidiendo el paso de la humedad, el polvo y otros organismos que hubieran podido descomponer su cuerpo. Los mochicas no momificaban a sus muertos pero en este caso el cuerpo fue untado con cinabrio, un mineral rojo que ayudó y permitió su conservación.

El fardo funerario de unos cien kilogramos de peso estaba formado por 26 capas de tela, entre las cuales se hallaron mantos cubiertos con láminas de cobre dorado y restos de algodón.
La Dama de Cao

Es una momia perteneciente a la cultura mochica. El territorio moche es una franja desértica de unos dos mil quinientos kilómetros de largo y doscientos kilómetros de ancho. El Brujo es un complejo arqueológico que ocupa una superficie de cien hectáreas frente al mar y es el único sitio arqueológico del Perú que ha sido ocupado sin interrupción durante los últimos cinco mil años por diversas culturas como Cupisnique, Salinar, Gallinazo, Moche y Lambayeque… La tumba fue hallada en la huaca de Cao Viejo en el departamento de La Libertad a unos 700 kilómetros al norte de Lima y a 60 kilómetros al norte de Trujillo y se puede contemplar en el moderno Museo de Cao.






Fuentes:
Documentales de la 2 – RTVE
Wikipedia, la enciclopedia libre




No hay comentarios:

Publicar un comentario