jueves, 26 de diciembre de 2013

Leyendas polacas: El dragón de Wawel

Escudo de Cracovia


Hace muchos, muchos siglos atrás vivía, en una cueva bajo el castillo de Wawel, un terrible dragón, el más horrible dragón, que jamás se haya visto. Era un monstruo que devoraba todo el ganado que se le ponía por delante.

Los caballeros más valientes del rey trataron de vencerlo una y mil veces, pero todo esfuerzo fue en vano. No llegaban a desenvainar sus espadas cuando el fuego que el dragón lanzaba por su boca, los mataba o los hacía huir.

El rey de Cracovia, Krak, cansado del dragón, envió a sus heraldos a recorrer las tierras por todo el mundo anunciando que aquel caballero que pudiera vencer al dragón se casaría con su hija y heredaría el trono.

Muchos fueron los que se atrevieron a enfrentarse con el dragón por tan espléndido premio, pero uno tras otro fueron vencidos. El rey cayó en la desesperanza, su hija comenzó a pensar que jamás se casaría, el reino se empobreció cada vez más porque el dragón exigía más y más comida.

Un día un joven zapatero llamado Skuba, que había observado con atención los combates de los caballeros, elaboró un plan para acabar con la bestia. Dentro de la piel de un cordero metió alquitrán y azufre, lo cosió y lo dejó al lado de la cueva del dragón. Éste que era tonto y glotón, pensó que se trataba de un sabroso bocado y se tragó el cordero.

Como hacía siempre después de cada comida abundante, eructó expulsando fuego. Entonces el azufre se incendió en el estómago de la bestia. El dragón corrió hacia el Vístula con la esperanza de apagar el fuego interior, pero bebió tanta agua que reventó.



El pueblo quedó liberado de su terror y el zapatero después de hacer muchas botas de la piel del dragón, se casó con la hija del rey. 


Fuentes:
Apuntes de Marieta Alonso. Viaje turístico a Polonia.
Polonia. Editorial Festina. Varsovia.  

5 comentarios:

  1. Me encanta. Ya sabes que me gustan muchísimo las leyendas. Te animo a que escribas un cuento con el argumento de esta leyenda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me chiflan las leyendas. Te haré caso y me pondré a ello. Besos

      Eliminar
  2. Esta es la más hermosa leyenda del mundo.
    En Cracovia, hasta hoy el día, se puede ver la Guarida del Dragón y la estatua del dragón de Wawel que respira fuego real, en conmemoración de la vieja historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por su comentario. Me alegra comprobar lo bien que escribe en español. Cuando estuve en Cracovia vi la estatua pero no pude visitar la Guarida. Polonia, sus plazas, edificios, campos, habitantes: maravillosa. Un saludo.

      Eliminar