sábado, 19 de septiembre de 2015

El lobo




Al lobo le acompaña, históricamente una leyenda negra. Según la mitología griega, Licaón es convertido en lobo tras alimentar al dios Zeus con la carne de su propio hijo. En la mitología romana, Rómulo y Remo fueron amamantados por la loba Luperca cuando el rey Amulio los perseguía para matarlos. En la mitología nórdica, el lobo Fenrir tiene un papel importante al raspar con su hocico la tierra y el cielo; y en la mitología inuit se conoce la imagen del hombre lobo. La mayoría de las personas conoce al lobo a través de los cuentos y las leyendas, muy pocos son los que han llegado a verlo.

Sus ataques contra el ganado y las personas lo han convertido en el depredador  más temido por los europeos. En realidad, las agresiones de lobos a seres humanos son excepcionales, aunque en temporadas de escasez, las manadas suelen atacar al ganado, aves, cerdos, cabras e incluso vacas y caballos.  La comida preferida de este cánido son los ciervos y otros animales de gran tamaño, pero también caza ratones, ardillas y pájaros.


El más conocido es el lobo común, propio de toda Europa, Asia y  América  septentrional.  De dimensiones muy variables, puede alcanzar 85 centímetros de talla  y 1,65 metros de longitud.  Presenta tronco ágil y esbelto, con el vientre cóncavo, cabeza grande y fuerte, con hocico puntiagudo, bastante prolongado, y orejas erguidas, anchas en la base; patas altas y finas y rabo medianamente desarrollado.   El pelaje varía mucho en calidad y longitud y su color va desde muy oscuro, casi negro,  hasta una tonalidad clara.  Los lobos son grandes corredores, hasta cien kilómetros en una sola noche,  y habitan tanto en terrenos llanos como montañosos; durante el buen tiempo viven aislados, pero en la estación desfavorable se reúnen en manadas. En toda manada hay un macho dominante que impone su criterio al resto de los miembros. Pese a su fuerza y a su astucia, con frecuencia son víctimas de las trampas y los cebos de los cazadores.

En la actualidad se han casi extinguidos en muchos países europeos, sólo en Italia hay ejemplares de esta especie en libertad,  y en la península ibérica se encuentran en los cuadrantes noroeste y sureste.  Hay colonias de lobos en diversos puntos de la cordillera Cantábrica que cuentan con bosques espesos, como Asón o Somiedo.

En los últimos años se han aprobado normativas muy severas para proteger esta especie, que está en clara regresión. 


Homo homini lupus







Fuente y Fotos: Wikipedia, la enciclopedia libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario