lunes, 29 de diciembre de 2014

Bartolomé Esteban Murillo (Sevilla, 1617 - Sevilla, 1682)


Autorretrato 1670. National Gallery, London
Marco ovalado apoyando en él una mano para reforzar el efecto naturalista del trampantojo
y acompañado por algunos instrumentos propios de su profesión.


Inmaculada Soult 1678
Museo del Prado, Madrid
Quedó huérfano a los nueve años. Casi adolescente entró en el taller de Juan del Castillo, pintor manierista. Palomino nos dice que comenzó a pintar para la feria semanal de Sevilla. Realizó un viaje a Madrid que fue decisivo para su formación artística; este viaje que le permitió establecer contacto con la pintura madrileña de la Corte y con la pintura extranjera, actualmente se pone en duda. Lo más probable es que no saliese de su ciudad natal, a excepción de sus viajes a Cádiz.

Inmaculada Concepción
El Escorial 1660-1665
Museo del Prado, Madrid


En 1645 se casó con Beatriz Cabrera, con la que tuvo al menos nueve hijos. La fecha de su boda coincide con el inicio de su carrera artística. Adquiere desde muy pronto una fama que le acompañó durante toda su vida. En 1660 fundó una academia de dibujo y pintura, de la que fue presidente y se codeó con las figuras más importantes del momento. En 1663 muere su esposa y no volvió a contraer matrimonio.
Tres muchachos 1670
Dulwich Pinture Galley, London



De su obra juvenil destaca la historia de la orden religiosa de los capuchinos, marcada por un fuerte realismo y un marcado claroscuro. La mayoría de las obras pintadas para los capuchinos se conservan en el museo de Sevilla. Entre 1650-1655 el tema de la Inmaculada Concepción fue muy cultivado por Murillo creando las obras maestras del género. De 1670 a 1674 pinta un ciclo para el Hospital de la Caridad de Sevilla con un claro influjo de Herrera el Viejo. Se distinguió como pintor de niños, religiosos y de género. También cultivó el retrato de eclesiásticos e hidalgos de mediana posición y el paisaje.


El Buen Pastor 1660
Museo del Prado, Madrid


Fue un artista adaptado a la sociedad en que vivía, con un sentido estético dominado por lo lindo, lo amable, la elegancia y la gracia de sus pinturas. Supo introducir el espíritu dinámico y vitalista del barroco. Magnífico dibujante y habilidoso colorista.  




Nacimiento de la Virgen 1660
París. Museo del Louvre


Murió al caer de un andamio cuando realizaba un nuevo ciclo para los capuchinos de Cádiz.


Sagrada Familia del pajarito
1649-1650
Museo del Prado 




Sevilla y Murillo son dos nombres que no pueden entenderse el uno sin el otro.   







San Antonio con el Niño
Museo de Bellas Artes de Sevilla




Fuentes:
Pinacoteca del Museo de Bellas Artes de Sevilla. ABC 1993
Wikipedia, la enciclopedia libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario