jueves, 15 de enero de 2015

Castillo de la Mota (Valladolid)

Castillo de La Mota




Lo encontramos en Medina del Campo.

Sus orígenes se creen muy antiguos. Parece que su arquitecto fue Fernando de Carreño. Se construyó con hormigón apisonado entre revestimientos de ladrillo rojizo característico de la zona. Consta de un primer recinto al que se llega atravesando un foso mediante un puente levadizo defendido por torres cilíndricas; éstas se repiten en los ángulos de este recinto. Dentro está el castillo propiamente dicho, poligonal, del que destaca la robusta torre del homenaje.

Entrada

La villa vieja era conocida como La Mota y debió ser repoblada entre 1070 y 1080. Con los años creció y el recinto quedó convertido en una fortaleza independiente de la villa, lo que dio lugar a que en 1354 Enrique de Trastamara entrase por la fuerza en la villa y se refugiara en la fortaleza.

En 1390 Juan I dona la villa a su hijo el infante Fernando de Antequera, quien fuera futuro rey de Aragón tras el compromiso de Calpe. Se casa con catorce años con Leonor Urraca Sánchez de Castilla, de veinte, llamada la Rica Hembra. Tuvieron siete hijos, los llamados Infantes de Aragón. Entre Juan II de Castilla y los infantes de Aragón hubo tantos rifirrafes que unas veces unos dominaban la villa, otros la fortaleza y al revés.
Torre del Homenaje

Tras la batalla de Olmedo La Mota quedó en manos de Enrique IV de Castilla y entrega su tenencia a Alonso Carrillo, que luego le traiciona y apoya al príncipe Alfonso. Estuvo en manos de unos y de otros y a la muerte del príncipe Alfonso, la princesa Isabel firma un acuerdo con su hermano y recibe la villa de Medina del Campo y la fortaleza. Cambia de opinión Enrique IV, se la quita a Isabel y se la entrega a la princesa Juana. De ella se hace cargo el arzobispo de Sevilla, Alonso Fonseca. En 1475 Isabel y Fernando reclaman La Mota. Entre medias de todos estos manejos políticos se van haciendo obras en la fortaleza. Un escudo de los Reyes Católicos sin la granada, el yugo y las flechas, aparece en 1483 sobre la puerta principal. 


César Borgia

Durante la guerra de las Comunidades la fortaleza fue fiel a la corona y Medina comunera. Luego fue prisión de Estado y entre sus rejas estuvo César Borgia, protagonista de una huida bien sonada.


Escudo 1483


La guerra civil española hizo estragos en este Castillo. Tras un largo proceso de restauración hoy podemos admirar la Torre del Homenaje con 38 metros de altura y 13 de ancho, el Patio de Armas con la portada gótica, la Capilla dedicada a Santa María del Castillo, de estilo románico mudéjar, el vestíbulo con una copia de la carta de Juan de la Cosa.



Castillo de la Mota

Hoy pertenece a la Junta de Castilla y León y en él se celebran congresos, cursos, seminarios, visitas guiadas a la Torre del Homenaje, teatralizadas, didácticas y temáticas.


Declarado Bien de Interés Cultural el ocho de noviembre de mil novecientos cuatro, es reconocido como una de las obras de arquitectura militar más importante del Renacimiento europeo.



Patio de Armas
Portada en el Patio de Armas







    Danos tu opinión pulsando una estrella.
    Gracias 

No hay comentarios:

Publicar un comentario