jueves, 11 de febrero de 2016

Sevillana "El amor de mis amores"


Andalucía:
De izquierda a derecha, parte superior: Huelva, Sevilla, Córdoba, Jaén
De izquierda a derecha, parte inferior: Cádiz, Málaga, Granada, Almería


Sevilla para nacer.
Granada para morir.
Málaga de mis amores,
¡cómo me acuerdo de ti!

Cádiz es un blanco pañuelo
y un suspiro en la bahía.
Huelva es fandango y bandera
de Aracena y Punta Umbría.

Córdoba es mora y cristiana,
puente de San Rafael.
Almería y sus parrales.
Olivares de Jaén.

Quien reniega de su tierra
debería ser castigado.
Mi orgullo es ser andaluz,
por todos los cuatro costados.

El amor de mis amores,
lo que más quiero en la vida,
y ésta es mi tierra señores
y se llama Andalucía. 



Letra de Gabriel Hurtado Díaz. Música de Alonso Pavón. 
Aparece en el disco de 1980 de Amigos de Ginés.

Atribuido falsamente a Federico García Lorca. Es imposible que García Lorca mencionara el Puente de San Rafael de Córdoba, ya que éste se construyó muchos años después de la muerte del poeta granadino.  


13 comentarios:

  1. Como nota a titulo informativo: al Puente Romano de Cordoba, durante mucho tiempo, los lugarellos lo llamaban "Puente de San Rafael", pues hay una esfigie del Arcangel en dicho puente y se le tiene mucha veneracion (existe un pequeño altar que siempre esta lleno de velas).

    Tambien se nombra al Puente de San Rafael en la cancion de 1949 "Puentecito", mientras que el Puente de San Rafael que lleva al Sector Sur, no fue inaugurado hasta 1953.

    Dime dime, puentecito,
    puente de San Rafael,
    dime por qué caminito
    se lo han llevaíto para no volver.

    ¿Donde está Julio Romero?
    ¿Donde está? ¿Por qué se fue?
    ¡Dímelo tú puentecito!
    ¡Puente de San Rafael!

    No pongo en duda la autoria de estas sevillanas, solo apuntar que decir categoricamente que es IMPOSIBLE que Lorca hiciese mencion al susodicho puente, es un error, pues me consta que al menos han existidos DOS puentes en mi ciudad, que han recibido ese nombre, antes del actual puente que une la Zona Sur del rio con el resto de la ciudad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por su comentario y por la poesía. Un saludo muy afectuoso.

    ResponderEliminar
  3. A Lorca nunca se le habrían colado dos versos de nueve sílabas en una copla de versos octosílabos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni mucho menos toda esa retahíla de tópicos ripiosos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por leer este su Blog y por su comentario. Un saludo.

      Eliminar
    3. Muchas gracias por los comentarios. No se prodigan y es un placer que me lean. Saludos afectuosos.

      Eliminar
    4. En el romancero gitano, hay nueve sílabas.

      Eliminar
  4. P. Palazón, Hay versos de nueve sílabas en el romancero.

    ResponderEliminar
  5. No se le atribuye a García loca pero crecí con la autoría de dicho poema

    ResponderEliminar
  6. En este blog afirman que el "Puente de San Rafael" era un puente pequeño que había en la carretera que iba al Cementerio de San Rafael. http://lalaboralcordoba.blogspot.com/2012/05/el-puentecito-de-san-rafael.html

    ResponderEliminar
  7. No te acostarás sin saber algo más. Muchas gracias por su información. Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  8. Como han dicho ya el puente romano de Córdoba era conocido en la época de Lorca como PUENTE DE SAN RAFAEL. En el centro de dicho puente se encuentra el triunfo del San Rafael, el más antiguo de los Triunfos, que data de 1651, obra del escultor Bernabé Gómez del Río. Después de matar a Lorca el Régimen Franquista construyó un puente nuevo en Córdoba y le puso "SAN RAFAEL" (quedando el otro como puente romano). Es más en la obra del andaluz LORCA, Granada, Córdoba y Sevilla, son representadas a través de los tres arcángeles: San Miguel, San Rafael y San Gabriel. A mí me encaja perfectamente que esa letra de sevillana sean obra de Lorca, quien además de poeta, fue músico. Además del detalle de San Rafael, está el detalle de Málaga. Lorca pasó por periodo depresivo y decidió abandonar su princesa Granada, para pasar una temporada en Málaga, donde fue cautivado por sus encantos y su sentir andaluz. Por eso es fácil que en una letra pusiera ¡cómo me acuerdo de ti!. Málaga quedó marcada para siempre para él.

    Por otro lado dudo mucho muchísimo, que en una sevillana andaluza se exalte como característico de Córdoba un puente de reciente construcción CONSTRUIDO POR FRANCO (ya sabemos lo que hizo con los andaluces) en lugar del histórico y genuino puente romano (antiguo puente SAN RAFAEL). Absurdo.

    Lorca amaba profundamente Andalucía y toda su esencia: "soy andaluz y requeteandaluz". Tenía un profundo conocimiento del flamenco andaluz y sus palos. El poeta granadino define al flamenco como el "primitivo canto andaluz”. El primero de Europa. Lo diferencia explícita y claramente de cualquier otro cántico regional de ESP (básicamente dice que los demás cantan a los paisajes y que el andaluz canta al pastor y se preocupa de su interior). Define al flamenco como un canto “netamente andaluz que existía en germen antes que los gitanos llegaran, como existía el arco de herradura antes que los árabes lo utilizaran como forma característica de su arquitectura. Un canto que estaba ya levantado en Andalucía, desde Tartessos…” Para él, el flamenco representa la pena del Pueblo Andaluz que llora en busca de su pasado.

    El 10 de junio de 1936, el andaluz UNIVERSAL Federico García Lorca concede su última entrevista en vida. En un periódico de Madrid es preguntado por si fue bueno que Andalucía (su último reino Granada) se acabara rindiendo ante España (Castilla). Él, valiente como siempre contestó: “Fue un momento malísimo, aunque digan lo contrario en las escuelas. Se perdieron una civilización admirable, una poesía, una astronomía, una arquitectura y una delicadeza únicas en el mundo para dar paso a una ciudad pobre, acobardada; a una tierra del chavico donde se agita actualmente la peor burguesía de España”. Días más tarde el Régimen Español de Franco acabó con su vida con sólo 38 años. Su cuerpo aún hoy está enterrado en alguna cuneta de algún camino de Andalucía.

    ResponderEliminar