jueves, 7 de octubre de 2021

La leyenda del maíz

 


 

Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años los aztecas se alimentaban de raíces que iban encontrando y de los animales que conseguían cazar. El maíz se escondía detrás de grandes montañas y por eso solo era conocido por los dioses, que intentaron mover las montañas, pero fue en vano. Cuando Quetzalcóatl, la serpiente emplumada, que amaba a los hombres lo supo, se dijo: Yo se los traeré.

Y en vez de utilizar la fuerza utilizó el ingenio. El camino estaba lleno de peligros, por lo que se transformó en una gran hormiga negra, e invitó a una hormiga roja a que le acompañara en la dura travesía de cruzar las altas montañas. Fue un camino muy largo, llegaron al hogar del maíz agotadas, pero mereció la pena. Eligieron entre las mazorcas hasta extraer un grano amarillo muy apetitoso. Y entre las dos iniciaron el camino de regreso. Si antes el trayecto había sido fatigoso, la vuelta fue mucho más. La carga era muy pesada para dos hormigas y sus patitas se doblaban a cada paso, pero por nada del mundo podían perder ese grano del color del sol.  

Por fin llegaron, arrastrándose y sin aliento. La hormiga negra volvió a su ser, y el gran dios Quetzalcóatl, agradeció a la hormiga roja su gran ayuda mientras entregaba el grano de maíz a su pueblo. Corrieron a sembrarlo con mucho mimo y de él salió la primera planta de maíz, y de esa planta muchas otras que en pocos meses poblaron los campos.

Gracias al maíz aumentaron su fuerza, crearon riqueza y construyeron grandes ciudades, palacios y templos. Desde entonces se venera al dios Quetzalcóatl, el dios que les dio el maíz.


¿Os ha gustado la leyenda?

 

Pues sepan que no solo los aztecas adoraban este rico cereal, también los incas que en quechua le llamaron «Mama Sara» cuyo significado es «Madre maíz». En voz taína maíz significa «lo que sustenta la vida». Y en el Popol Vuh se dice que el maíz fue el material principal del que fueron hechos los humanos por los dioses.

Me encanta el rico maíz por ser una excelente fuente de energía influyendo sobre nuestro estado de ánimo, concentración, memoria… Y ¿a ti?

A nivel mundial es el cereal con mayor producción seguido por el trigo y el arroz.

 


2 comentarios: